Blogia
Nueva TRIBUNA

Nuestro muertos, el Che y la verdad

Nuestro muertos, el Che y la verdad

URUGUAY 

 

 

Por: Gabriel Carbajales

Lo que no ha cambiado desde aquel dólar a 97 centésimos y aquella ciudad de Pando tomada un 8 de Octubre como homenaje al Ché y como demostración de una fuerza que no se tenía, ofrendándose vidas jóvenes de fusilados en el piso por los secuaces de los que hoy gritan "¡mentiroso!!!" a los hijos de los asesinados por la clase dominante; lo que no ha cambiado en medio siglo aún luego de la paliza electoral, es la correlación de fuerzas entre la clase de los explotadores y la clase de los explotados, condición básica para alentar expectativas de proceso revolucionario auténtico.
 
No debemos sentirnos obligados a rematar estas reflexiones con moralejas o preceptos eclesiásticos, ni decirle a nadie qué debe hacerse para revertir las cosas; pero tampoco puede decirse todo lo que se ha dicho en estos párrafos pensados para honrar la memoria del Ché, Salerno, Cultelli y Zabalza (y, ¿por qué no?, la de Carlos Burgueño, laburante pandense abatido por "una bala perdida" luego de que otro pandense de buen reflejo botón y vocación represiva, tuviera la elemental corazonada de largarse hasta la Caminera apostada olímpicamente a menos de un par de kilómetros de Pando, sin que se la hubiera apretado preventivamente, para avisar de "la revolución"…), sin decirse que tres años después de Pando, nuestro pueblo quedó neutralizado y deprimido hasta la semi parálisis como consecuencia directa de la ausencia de estrategia anti dictadura exhibida por la totalidad del movimiento político de izquierda autoproclamado "de intención revolucionaria", con armas o sin ellas.

Artículo completo en edición en papel. En los puestos de venta  o al tel: 522 35 67

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres